jueves, 31 de mayo de 2007

El deísmo

La mayoría de los creyentes expresan sus creencias en el marco de una religión revelada. Judaismo, cristianismo e Islam aceptan el hecho de la revelación, la idea de que Dios ha hablado a los hombres a través de sus enviados: los profetas, hombres de Dios, inspirados por el espíritu divino. La voluntad de Dios se expresaría en la Biblia o en los otros textos religiosos, aceptados como revelados.
Sin embargo en el siglo XVIII, algunos pensadores comenzaron a plantear una opción religiosa al margen de las religiones oficiales, de las religiones reveladas.Es lo que ellos llamaban la religión natural o la religión dentro de los límites de la mera razón. Esta posición intelectual sobre tema de Dios es la que se denomina Deísmo.
La razón, piensan los deistas, es capaz de conocer a Dios y su voluntad, así que no hay ninguna necesidad de la revelación, se puede creer en Dios al margen de toda religión.Pero ¿cómo conciben a Dios los deistas o lo que es lo mismo cómo es el Dios de la religión natural?
El Dios de los deístas, lo que otro han llamado “el Dios de los filósofos” es un principio impersonal, pues el deísmo estima que considerar a Dios persona no es más que un ingenuo antropomorfismo (atribuir a la divinidad cualidades humanas), es un Dios creador de todas las cosas, pero desentendido de los avatares, quehaceres y preocupaciones de los hombres.
Un ejemplo concreto de pensador deísta fue Rousseau. En una de sus obras, La profesión de fe del vicario saboyano se muestra crítico con las religiones reveladas. Con el paso del tiempo, piensa Rousseau, las religiones van degenerando en formalismos y en una especie de bizantinismos en los que un falso saber desfigura el mensaje originario. Ante la conocida afirmación de san Pablo de que no ve sino oscuramente y de que no conoce sino en parte, Rousseau observa irónicamente: “Verdaderamente nuestros teólogos han ido bastante más allá en este punto; ellos lo ven todo, lo saben todo; nos clarifican lo que está oscuro en la Escritura; se pronuncian sobre lo indeciso; nos hacen saber con su modestia habitual que los Autores Sagrados tenían mucha necesidad de su ayuda para hacerse comprender
”El Dios que adoro, dice también Rousseau, no es un Dios de tinieblas, no me ha dotado de un entendimiento para prohibirme su uso: pedirme someter mi razón es ultrajar a su autor”


Muchos de los pensadores ilustrados, como Voltaire o Kant, se identificaron con el deísmo. Y junto con la crítica a las religiones reveladas y a la idea de un Dios personal son también rasgos caracterizadores de deísmo los que siguen:
• Rechazo de los dogmas religiosos que impiden al hombre el uso de su razón de forma autónoma, en cuanto que todo dogma comporta una autoridad religiosa, interprete único de dicho dogma
• Rechazo de los cultos religiosos. La mejor reverencia a Dios es la virtud (culto concebido como virtud y no como rito).
• Reducción del acto religioso al acto moral, de modo que la religion natural se reduce a una ética racional.

Y terminamos con un texto de Rousseau:

“Las verdades de la religión civil deben ser sencillas, en pequeño número, enunciadas con precisión, sin explicación ni comentarios. La existencia de la Divinidad poderosa, inteligente, bienhechora, previsora y providente; la vida por venir, la felicidad de los justos, el castigo de los malos, la santidad del contrato social y de las leyes; he aquí los dogmas positivos. En cuanto a los negativos, los reduzco a uno solo: la intolerancia; ésta entra en los cultos que hemos excluido (...).
Ahora que no existe ni puede existir religión nacional exclusiva, se deben tolerar todas aquellas que toleran a las otras, mientras sus dogmas no tengan nada contrario a los deberes del ciudadano. Pero cualquiera que se atreva a decir "fuera de la Iglesia no hay salvación", debe ser echado del Estado...
Rousseau, J. J.: El Contrato social


Espero vuestro comentario.

5 comentarios:

Meyendev dijo...

Muy buena la informacion sobre el deismo, me parece bastante interesante, por el momento me considero deista, ya que me parece que esta corriente es la que se acerca mas a mi modo de pensar y de ver las cosas en lo relacionado a dios

irichc dijo...

Sin embargo en el siglo XVIII, algunos pensadores comenzaron a plantear una opción religiosa al margen de las religiones oficiales, de las religiones reveladas.Es lo que ellos llamaban la religión natural o la religión dentro de los límites de la mera razón.

Eso no es cierto, Cati. El racionalismo en la Iglesia es muy anterior al siglo XVIII. De hecho empieza en el siglo II, sin por ello verse forzada a desprenderse de la revelación. Los motivos iconoclastas y elitistas de quienes rechazaron las creencias populares son difíciles de sondar, pero yo anticiparía un nombre que aclara muchas oscuridades: Spinoza.

Cati Rojas dijo...

Agradezco tu comentario Irichc. No obstante considero que no puede identificarse sin más toda forma de racionalismo con el deísmo. El rechazo a un Dios que habla a los hombres con mediadores múltiples y se muestra como realidad personal es la sustancia del deismo. Entiendo que los planteamientos racionalistas dentro de la tradición cristiana están desde los orígenes, con esa identificación evangélica de Dios con el Logos, pero eso no nos puede llevar a pensar que son precedentes del deísmo. El parentesco spinozista con la tradición deísta lo desconozco.

Anónimo dijo...

Rosa María Guillen González

He leído el texto y me sorprende como las personas buscan tener a alguien superior, que para ellos por supuesto es bueno y misericordioso y de alguna forma les ayuda.
Hablare de las religiones que aparecen:
El Judaísmo, Cristianismo y el Islam creen en un solo Dios y que ese Dios es semejante a ellos físicamente, para ellos este Dios a creado todo lo que hay en el mundo y su relación creen que es similar a la de un padre con sus hijos, que cuida de ellos y todo lo hace por ellos.
En el Politeísmo que es una religión muy antigua creían que todo lo que había a su alrededor eran Dioses, y yo he llegado a la conclusión de que pensaban que los alimentos y los animales eran Dioses porque gracias a ellos podían sobrevivir.
Dentro de los cristianos han llegado a la conclusión de que solo conocen lo que Dios si es pero no saben en realidad lo que no es y para mí esto quiere decir que solo conocemos lo que Dios ha querido que conozcamos de él o lo que nosotros mismos hemos querido conocer.
En todas estas religiones siempre se ha visto un Dios masculino y de alguna forma la mujer ha sido privada de toda su libertad pensando en algún sentido que la mujer por naturaleza es inferior, pero en realidad ¿alguien sabe que Dios era hombre?

tan versátil como acústica dijo...

el único punto es la falta de respuestas previas a un Dios, a algo que explique cómo se ha dado la creación.

Ante esa falta de respuesta, sólo queda la opción de Dios, y el argumento de que Dios es una respuesta milagrosa, para renegar de él, es un ridículo ya en sí mismo, porque, ¿no es milagrosa ya la existencia de por sí?