lunes, 11 de octubre de 2010

Sócrates: ¿cárceles o escuelas?

Entre los contenidos más llamativos del pensamiento socrático está su optimismo racionalista en materia moral. Es la idea, tan ajena a nuestro mundo y a nuestra cultura, de que la maldad moral es sólo desconocimiento e ignorancia del bien. No hay seres humanos malvados, merecedores de castigos por sus delitos, sino más bien pobres ignorantes a quien su desconocimiento del bien y del mal condujo al crimen.
De creer a Sócrates la carcel no cumple ninguna función, de modo que las instituciones penitenciarias deberían ser sustituidas por escuelas, los carceleros tendrían que ser cambiados por buenos profesores.
No parece ser este el sino de los tiempos. Son cada vez más los que querrían que el derecho penal supliera a la escuela, que las normas sancionadoras del Estado solucionaran las insuficiencias educativas de la sociedad.
¿Cuál es tu postura? ¿Estás con Sócrates o en el bando contraio? Danos buenas razones de tu posición teórica.

9 comentarios:

Caty Rojas dijo...

Ya tenéis la presentación de Sócrates.

Laura Ruiz Ruz dijo...

En la cárcel, como hoy día la conocemos, el preso es castigado sin libertad, pero en ese tiempo de presidio, la finalidad principal es que salga de alli rehabilitado, que se de cuenta de lo que ha hecho y no vuelva a pasar. De alguna manera se le enseña. También tienen la opción de participar en multitud de cursos e incluso estudiar carreras. Es decir, mientras se paga el precio del delito, les enseñan lo que está bien para que no reincidan ni vuelvan ha hacer daño. Pero no solo esto, también se les da la oportunidad de que en ese tiempo encerrados, puedan sacar partido y prepararse para su regreso a la sociedad laboralmente y así ayudarlos también a la reinserción.
En mi opinión, que estén encerrados es un método para obligarlos a esa rehabilitación y porque hoy día mucha de la delincuencia de esta sociedad no está debida solamente a la ignorancia, también la compone el egoísmo y la continua competición entre nosotros mismos, que es algo que corrompe a las personas haciéndolas capaz de todo, pues muchas personas cultas han rsultado ser asesinos, ladrones, etc, y en muchas ocasiones a gran escala.
Por ello creo que también deben ser castigados a la vez que aprenden.

Maribel Gordillo dijo...

Yo pienso igual que Laura, que hoy en día las cárceles, (por lo menos las de nuestro país, por que si miráramos por ejemplo las de Turquía o cualquier país subdesarrollado no podríamos opinar así), cumplen un papel para la re-inserción. Es mas, aunque les privan de su libertad viven en unas condiciones que yo creo que no sufren, pues los alimentan, tienen acceso a estudios, deportes, se podría decir que algunos de los presos están mejor en la cárcel que donde vivían antes. Y como la mayoría no cumple la pena integra en poco tiempo esta disfrutando otra vez en la calle.
Ahora bien, el objetivo de recluirlos es apartarlos de la sociedad, para tenerlos controlados, pues muchos de los presos están ahí por actos como el asesinato, violaciones, hechos que sinceramente no son para que estén andando por la calle tranquilamente. Deben de pagar por su delito, pues la mayoría de los que hacen esas cosas saben perfectamente que son malas y a pesar de ello lo hacen por que disfrutan o le sacan algún partido a su acción (en el caso del asesinato, hay personas que matan por dinero, envidia, con una sangre fría que pone los pelos de punta, a esos casos se les achaca que son perturbados que tienen problemas psicológicos), es también verdad que otras personas, su delito cometido para estar allí no es tan grave o lo han podido hacer por ignorancia o que han estado en el sitio equivocado en el momento equivocado, por eso se dice que pagan justos por pecadores.
Por lo tanto yo creo que deberían tratar cada caso de una manera distinta, para mi si hay delitos que deben de pagar con la cárcel, mientras que otros si se les puede enseñar y ayudar a que no cometan esos errores otra vez.

Cristina Priego González dijo...

Mi opinión es muy diferente a lo que opinaba Sócrates, por que yo pienso que cada persona desde que nace ya tiene una forma de ser, y que con el tiempo lo que hace es, o formarte de forma decente o dirigirte a un mundo muy oscuro. Cuando llegamos a la madurez o incluso antes ya sabemos muy bien lo que debemos y no debemos de hacer, con sus ventajas y sus inconvenientes. Si un hombre va a la cárcel no es por una causa menor la cual se pueda corregir dando unas clases, sino que va por algo mayor, y cuando llevan tiempo allí, al verse solo piensa en cambiar y se formula una serie de cambios en su vida, pero cuando sale se contradice y vuelve a caer en lo mismo. ¿Para qué dar clases si se va a repetir una y otra vez? ¿Cuántas personas se han tirado un largo tiempo en la cárcel la han ayudado y luego para volver a cometer el mismo pecado?

Anónimo dijo...

Jorge Repullo Moral
En mi humilde opinión pienso de forma diferente a Sócrates por una parte y de forma parecida por otra,me explico:
Creo que algunas persona que ejercen por ejemplo actos de terrorismo o delincuencia deberían someterse a una pena de cárcel,pero sin embargo también creo que dentro de esa estancia penitenciaria deberían tener educación por parte de especialistas para hacerles ver las consecuencias de sus actos, y una vez educada la persona dejarla en libertad sabiendo el mismo los actos que ha cometido y que no debe volver a cometer.

Fernando Toledano Blanco dijo...

Yo estoy de acuerdo con en parte con Sócrates. Las cárceles tendrían que ser lugares donde realmente se les enseñe a los presos los valores de la vida, la convivencia, la sabiduría... La falta de libertad no es suficiente para que una persona se de cuanta de lo que realmente esta bien y de lo que está mal.

Miguel Angel Rodriguez Saavedra dijo...

Yo tengo la misma opinion que Socrates, pienso que cuando la gente hace algo malo, no son realmente consciente de lo que hacen, pero esto no se establece solo al ambito penal o de carcel como dicen algunos, sino tambien al social y educativo. Quiero decir que el mal no existe solo en la carcel, puede existir en la calle perfectamente. Es un hecho que la reinsercion esta siendo un fracaso pero por que no se da con los metodos adecuados pienso yo, ademas que gran parte de los presos siempre acaban cometiendo los mismos fallos.
Creo que el mal va a existir y como decia Socrates, yo solo se que no se nada, somos ignorantes la gran mayoria. Por ejemplo muchas cosas que estan mal lo hacemos y no nos damos cuenta de sus consecuencias, por ejemplo las drogas. Cuantas veces nos dicen que las drogas son malas sin embargo la gente las consumen, en cierta medida porque son ignorantes de que eso le puede llevar a un perjuicio de la salud. Y en cuanto al estudio nos da un saber pero no nos esta dando una educacion.
O por ejemplo cuantas veces nos dicen que esta mal beber y conducir despues y lo hacemos. Porque no nos damos cuenta de que eso nos puede traer un accidente si no no lo hariamos. Creo que Socrates ahi tiene razon cuando dice que el mal es ignorancia.

Rosa Mª Prieto Carrasco dijo...

Pienso que Sócrates tiene gran parte de razón, es necesario formarse y saber diferenciar claramente el bien del mal, pero también creo que solo la persona que quiere aprender y quiere cumplir las normas morales; es la que verdaderamente aprovechará estas clases. Por lo tanto es necesario el castigo de la cárcel aunque no se rehabilite al preso por lo menos es privado de su libertad y cuando salga fuera, se pensara dos veces el volver a cometer delitos por el castigo o por la falta de moral, por eso estas dos estrategias juntas de cárcel y enseñanza creo que son lo mejor para las personas que no obran bien.

Jose dijo...

Pienso que hasta cierto grado la postura de socrates podría aplicarse en una realidad, pero... Hay que tener en cuenta que no siempre se puede lograr el buen comportamiento solo por la buena educación en valores y comprensión de las mismas. La persona siempre tiene la elección de escoger un camino, y este a veces puede ser el equivocado, el logos actúa en diferente forma en cada persona, quizás si descubrieran el buen camino, acompasado de la buena educación que hiciera comprender este... la persona podría estar mas condicionada a elegir el buen camino, pero esto es algo de lo que pienso que el hombre nunca se podrá librar, la elección, siempre la tenemos, y esto siempre conllevará la opción de que el buen camino, no sea el suyo.